Posteado por: bizcochocongrasa | 23 junio, 2010

Viejo es el viento…

Y sigue soplando

Con su gol ante Grecia, Martín Palermo se convirtió en el jugador argentino más viejo en convertir en una Copa del Mundo.

A sus casi 37 años, al Titán le bastaron sólo 10 minutos (entró en el 34 del segundo tiempo y convirtió en el 43) en su debut mundialista para mandar la pelota a la red.

Curiosamente, el goleador de Boca desbancó así nada menos que a Diego Maradona, que con 33 años le había marcado también a Grecia, en aquel recordado triundo por 4-0 en Estados Unidos ‘94.

PC Altoke

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: